Artículos

Algunas apreciaciones acerca del orgasmo de la mujer

Algunas apreciaciones acerca del orgasmo de la mujer

Dr. Christian Thomas Torres

Director CesCh

En lo básico, el orgasmo femenino es un proceso individual y subjetivo que tiene tres componentes fundamentales y que corresponde a una de las etapas de la respuesta sexual, pudiendo corresponder a la etapa última o estar incluida en un círculo de respuestas psico-corporales e incluso espirituales de la mujer

Los tres componentes estudiados son:

  1. La vivencia subjetiva y que depende de el permiso psicológico que la mujer se da para vivirlo, en el que intervienen vivencias históricas, modelos y constructos familiares, experiencias potenciadoras o traumáticas, etc.
  2. La experiencia emocional, que va de la mano de la anterior y del punto que viene a continuación y que permite la expresión de ciertas emocionalidades que van desde la alegría a la rabia, atravesadas estas por experiencias personales y colectivas
  3. La vivencias fisiológica y que se caracteriza por la activación del sistema simpático, sistema que forma parte del sistema neurovegetativo o autónomo. Hay que recordar que en la fase de excitación previa al orgasmo se activa el sistema parasimpático que produce el llenado perivaginal de sangre, congestión y activación de las respuestas de dilatación vascular como son el enrojecimiento de la piel, turgencia de senos, vulva, vagina, lubricación, taquicardia, etc. Todo esto es un apresto para que la acumulación de tensión sexual (derivada fundamentalmente de las fantasías y experiencias infantiles inconscientes registradas en la mente y cuerpo) sea liberada violentamente en la fase orgásmica por estimulación del sistema simpáticoEste sistema simpático involucra, vaso constricción, sudoración, movimientos involuntarios y clónicos de los músculos, dilatación de las pupilas y enfriamiento de la piel. En el fondo se activa todo el sistema de huida o ataque, con desplazamiento de la sangre desde territorios como la piel a órganos que sean indispensables en esta modalidad de emergencia.Así una mujer debería tener sudoración, dilatación de las pupilas y enfriamiento de la piel, para dar cuenta que está bajo el régimen simpático. No es necesario quedarse solo con los quejidos o gemidos (que obedecen a una polipnea, o sea una respiración entrecortada y rápida por efecto simpático) y si no que los cambios del cuerpo en esta etapa son más profundos

     

    Las cifras muestran que un veinte por ciento de las mujeres tienen respuestas anorgásmicas y de estas hay un alto porcentaje que tiene que ver con mala coordinación coital con su compañero, que muchas veces padece de eyaculación precoz.

    Se conocen tres formas de anorgasmias

     

    1-fobica y que tienen que ver habitualmente con situaciones traumáticas o violencia sexual

    2-disociada, que tiene que ver con aprendizajes poco placenteros o problemas de pareja

    3-pseudodisfunción orgásmica que es de mujeres que no alcanzan el orgasmo por mala práctica sexual con sus parejas (a pesar que pueden responder bien)

     

     

    En general la población joven, es decir aquella que ha salido del marco adolescente, y que tiene un tipo de aprendizaje más centrado en el placer es la que más se permite el disfrute orgásmico. Es probable que en nuestro país las historias de abuso y violencia contra la mujer impidan a una masa de mujeres mayores disfrutar su sexualidad Con violencia me refiero no solo a la violencia verbal, física o psicológica si no también a la violencia discriminadora y sexista de toda una época anterior y que aún tiene manifestaciones

     

    La investigación muestra que el órgano princeps del orgasmo es el clítoris Mas del 70 % de las mujeres tienen su orgasmo por frotación o estimulación clitoroidea Sin embargo hay que recordar que el clitoris, sus piernas, se distribuyen por los labios vulvares en un plano más profundo rodeando el tercio de entrada de la vagina, con lo cual la idea del orgasmo vaginal hoy se tiende a descartar pues igual es estimulación clitoroidea.

    Ahora bien, distinta es la vivencia del orgasmo profundo vaginal pues en este se involucra el sistema vagal, al estimular cuello uterino y peritoneo circundante a la cúpula vaginal

    Igualmente el orgasmo anal se escapa de la definiciones anteriores pues involucra en parte terminaciones del clítoris pero también del sistema autónomo que rodean el esfínter y la piel ano rectal. De hecho las pocas mujeres que lo disfrutan lo describen como el más potente de todos.

     

    La liberación de endorfinas, oxcitocina, prolactina y dopamina serían las responsables de las sensaciones de placer general y de la irradiación de una belleza interna. El sistema cuerpo es un sistema diseñado para el placer y es allí donde encuentra sus mejores expresiones de interioridad y exterioridad.

     

    El orgasmo tiene en la mujer una expresión de un nivel de complicidad consigo misma que no lo tiene el varón, probablemente por que eyaculación no sea lo mismo que orgasmo. Este nivel de complicidad hace que requiera de una cierta disposición para consigo misma que no se da en todos los encuentros sexuales, aunque sean con el mismo hombre o mujer, pues incluye aspectos y elementos que no siempre están presentes para hacer de este orgasmo una  fiesta de vacuidad.